Sello de calidad: Probamos los productos Hipp Bio

Sello de calidad: Probamos los productos Hipp Bio

Cuando Madresfera propuso el Sello de calidad de Hipp bio me lanHippBio2cé de cabeza aún sabiendo que no iba a resultarme fácil probar los productos, primero porque Bú come y merienda de lunes a viernes en la guardería y segundo porque, es verd

ad, que el fin de semana me gusta hacerle comida casera con diferentes sabores y texturas para que vaya acostumbrando su joven paladar. Sin embargo, lo que me llamó la atención fue el concepto ecológico, porque cuando puedo, compro las verduras y las frutas ecológicas, sobretodo para Bú. Así que, la idea de darle a Bú un potito cuando no tengo tiempo de cocinar antes de salir de excursión, se me hace menos extraña, si lo que le estoy dando es ecológico y como hecho en casa.

HippBio1

 

Hipp Bio es una empresa alemana que después de fabricar harinas para hacer bizcochos para niños se pasó a la fabricación industrial de la alimentación suplementaria infantil, introduciendo por dos tarritos de verduras y dos menús. Desde 1956 fabrican sus alimentos basándose en la agricultura ecológica, sin usar fertilizantes ni productos químicos y cuidando a sus ganados para que se alimenten de pastos al aire libre.

Todo esto son palabras, pero había que probarlos para saber si la familia Hipp habían conseguido su objetivo de ofrecernos alimentos de mucho sabor y productos naturales con una amplia oferta. En casa recibimos 4 productos para probar:

Menú bebé de verduras y arroz con pollo

Frutas & cereales: manzana y plátano con galletas

Mis primeros zumos: zumo de plátano y manzana

– Multifruta con agua mineral sin gas.

Bú tiene 8 meses así que pudo probar todo menos el agua de sabor porque es a partir de 12 meses, pero como nosotros probamos todo, os puedo dar una opinión.

El menú de verduras y arroz con pollo y las frutas con cereales las probamos en una excursión al Monasterio de Leyre y al Castillo de Javier, de hecho el menú se lo tomó en el mismísimo monasterio. Los dos tarritos (el menú y el de frutas) se los tomó casi sin respirar, de hecho, la única pega que le puedo poner al menú es que se me quedó corto, pero claro, Bú come como un animal y le gustó mucho, así que cuando acabé de rebañarlo se relamía y me pedía más. Las frutas con galletas se las comió también muy bien, estaban dulces pero no empalagosas.

El zumo de plátano y manzana me pareció una gran idea para esos padres que se pelean con sus hijos porque coman las frutas y no lo logran, de hecho, mi madre comenta que yo, que era una pésima comedora, me las tomaba en zumo en biberón. Bú bebe en vaso así que lo que hice fue sustituir el yogur que le doy de postre con su vaso de agua por el zumo. Se quedó un poco sorprendido al beber del vaso y no encontrarse agua pero le gustó y quiso más. A mí no me quedó el regusto a polvos o a posos de los zumos comerciales, me resultó muy sabroso y natural.

Respecto al agua mineral con sabor me recordó al verano, cuando me hago un zumo y le echo un poco de agua fría y hielos, por tanto, efecto conseguido, sabe a fruta fresca con mucha agua. ¿Se lo daré a Bú cuando pueda tomarlo? De forma habitual no porque me parece más adecuado darle agua pero cuando quiera un refresco, de sabor diferente y natural sí, está rica y no tiene azúcares añadidos.

HippBio3

Criterios de evaluación

Como hechos en casa

Todos los productos con fruta, la merienda, el zumo y el agua me parecieron muy naturales. En el caso del menú de verduras y arroz con pollo, pese a no ser los sabores que yo suelo emplear en casa me sabían a cocina de pueblo, con un sabor intenso que a Bú le encantó aunque mi olfato y mi paladar no identificaron. En cuanto a la textura, este menú lo encontré bastante líquido pero entiendo que es a partir de 4 meses y los niños más pequeños aceptan mejor las texturas más suaves. Mi nota: 4

¡Huelen y saben que alimentan!

Huelen muy bien pero sobretodo el menú sabe mucho mejor de lo que huele. Huele rico, pero un poco intenso y sin embargo el sabor es a verduritas caseras. La merienda olía a galleta dulce pero luego sabía bastante a manzana con un regusto a plátano, sin apoderarse un sabor de otro, desde luego entraba por la nariz, y lo mismo pasaba con los zumos, olían a fruta fresca. Mi nota: 4,5

Como le gustan a mi bebé

Lo he dicho durante todo el post, le encantó todo lo que probó. Fue la primera vez que tuve que rebañar un tarrito al máximo. Su nota: 5

Tienen todos los productos que necesito para la alimentación de mi bebé

La gama de productos es muy amplia y según he cotilleado en la tienda online tienen todo lo necesario para un bebé. Hay que tener en cuenta que tienen el certificado de fabricación ecológica, por tanto, intuyo que aquellos productos que no pueden asegurar que son ecológicos no los introducen en su marca. ¿Qué hecho de menos en su catálogo? Galletas y más tipos de cereales, y algún tarrito con cordero, pero esto no es necesario para mi bebé, así que… Mi nota: 5

Confío en la marca

Al 100%, me gustan las empresas que te cuentan su historia y cómo han ido adaptándose al futuro sin perder sus valores. Es una empresa con una larga trayectoria en la alimentación infantil encima de agricultura y ganadería ecológica y con sello de la UE. Mi nota, por tanto, es un 5.

 

En resumen, nos han gustado y los volveremos a comprar cuando nos vayamos de excursión y los padres estemos cansados para cocinar. Por cierto, pasaron el test de laYaya, que estaba en la excursión, y ya sabéis que las abuelas son estrictas en temas de alimentación.

¿Los habéis probado? ¿Dais importancia a los productos ecológicos en la dieta de vuestros hijos?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *