Postales para Bú: primer viaje sin bebé

Postales para Bú: primer viaje sin bebé

42396_amsterdam_ponte_sul_canale_herengracht

Han pasado ya tres días desde que te dejé en tu cuna durmiendo, sin darte un beso para no despertarte. Tres días en los que sólo te visto a través del teléfono, papá me ha mandado algún vídeo y hemos hecho algún FaceTime, aunque creo que me confundes con El Monstruo de las galletas, porque sólo me pegas martillazos, igual que haces cuando le ves a él en los vídeos de Youtube.

Supongo que cuando puedas leer todo lo que tu madre escribe en este blog, pensarás que soy una exagerada por echarte tanto de menos, pero desde que empezaste a crecer en mi tripa no nos habíamos separado más de las horas estrictamente necesarias, y pequeño, ya tienes casi 10 meses, así que en total suma más de un año y medio juntos cada día.

Antes de irme quería verle el lado positivo (a parte del laboral) a este viaje. Separarme de ti, de mi bebé, me ayudaría a curar la tendinitis que pareces haberme causado en el brazo izquierdo, podría dormir de tirón por la noche, y por fin tendría un poco de ese tiempo tan preciado en soledad, que a veces añoro. Nada de eso ha sucedido, mi hombro sigue destrozado, no he dormido más de 6 horas ningún día, en ningún caso de tirón, y a parte del viaje de ida, que hice sola y en el que me zampé tres episodios de House of cards, no he tenido más momentos de soledad. Así que después de darme cuenta (aunque era algo previsto) que echo de menos tus balbuceos, tus llantos, tu llenarme de frutas, papilla, puré y galleta, sobretodo echo de menos esos besos/mordiscos que acabas de aprender a dar, oírte reír, tus palmadas, tu gateo, tu treparme por encima, tus martillazos, tus ganas de sacar el andador a pasear o de caminar cogido de mis manos, tus tirones de pelo, tus pataletas, tus intentos de escapismo y todas tus pequeñas cosas.

Viajar es maravilloso, lo descubrirás con los años. Puede ser que al principio te aburras, te marees, te parezca pesado y prefieras quedarte en la montaña o en la playa con los abuelos, pero luego te encantará. Llegar a sitios nuevos y descubrirlos poco a poco, o volver a lugares para compartirlos con alguien especial, conocer gente, paisajes, culturas, naturaleza y El viaje… esa parte que nos gusta tanto a tu padre a mí, sobretodo si es un roadtrip, te encantará, seguro. Pero te voy a contar un secreto, viajarás con nosotros, con amigos, con novias, por trabajo… pero nada será tan bonito como viajar con los tuyos, los que tus más quieres, y para mí, esos sois tu padre y tú. Por eso no puedo disfrutar del todo de Amsterdam, porque creo que el día que venga con vosotros será mucho mejor, ya veréis, os gustará. Así que cada vez que viajo con gente que no sois vosotros (ya me pasaba antes con tu padre, me imaginaba con él y pensaba que todo sería mucho más divertido cuando viéramos esas cosas juntos) busco los rincones de los que podemos disfrutar cuando volvamos todos juntos y entonces, disfrutaré mucho más de esta ciudad. Te encantarán las bicis, y que los perros pueden entrar en los restaurantes, y que hay gatos en todas las cafeterías. Toda la ciudad tiene muchos canales, que son como mini ríos, y las casas están torcidas. Hay muchos museos que visitaremos juntos para que entiendas porque a mamá le gustan tanto Rembrandt y Van Gogh. Habrá cosas que me resultarán complicadas de explicar, pero intentaré encontrar la manera. Vendremos juntos, algún día.

De todos modos, Ratón, viaja. Leer y viajar son dos cosas que te harán más sabio, más abierto de mente. Conocerás gente, lugares, y te surgirá un problema, cuando uno empieza a viajar, no para.

Esta noche dormiré en casa, cuando llegue ya llevarás horas acostado y no podré darte un beso porque no querré despertarte. Es probable que cuando me saques de mi sueño mañana, o durante la madrugada, haya dormido muy pocas horas, pero oírte llamarnos será como un canto de sirena, qué gusto me dará cogerte y verte sonreír, ¡qué ganas tengo!.

El próximo viaje, lo haremos juntos, pero de este te mando esta postal y unos bulbos de tulipanes que plantaremos y veremos crecer juntos.

Mamá te quiere y te echa de menos.

Comentarios

  1. AnimalitosTuYYo

    Muchos ánimos!!! Es muy lógica esa gran añoranza. Seguro que pronto os reuniréis de nuevo en casita y le llenarás a besitos y mimitos. Y seguro que volveréis algún día a Amsterdam juntitos.Besos!


    1. Post author
      La madre que lo parió

      Fue duro pero necesario. Lo eché mucho de menos pero lo cogí con ganas a la vuelta y eso me vino bien para superar su siguiente tanda de enfermedades.

  2. lydia padresenpañales

    Ay que difícil son las primeras separaciones!!!
    Me ha hecho gracia eso dr q.cuando vayáis a amsterdan habrá cosas que ni entenderá, a ver xomo se las explicas jajaja
    Que vaya bien la.vuelta. Besos!


    1. Post author
      La madre que lo parió

      Jajajaja, la verdad es que sí… no me puedo imaginar explicándoselo. Yo fui de pequeña y yo creo que mi madre dejó que mi imaginación se encargara de darle forma al tema. Besos

  3. irene

    Me encanta!! Estoy de acuerdo contigo viajar y conocer sitios nuevos es de lo mejor de este mundo, pero separarse de tu bichito aunque sea solo un dia es muy duro!! Yo tb estaría pensando en volver a “conocer” los sitios con él. Nos cambian la vida de arriba abajo, y nosotras, o al menos yo, tan feliz!!


  4. Post author
    La madre que lo parió

    Viajar es genial. Es algo que añoro mucho desde que nació Bú. Ya tengo en mente el viaje de verano y tengo muchas ganas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *