Viernes dando la nota #30: Damien Rice

Viernes dando la nota #30: Damien Rice

Vuelvo después de un par de semanas sin publicar, mis razones vendrán próximamente en otro post, y vuelvo con un poco de música y un viernes dando la nota. Podría haberme aprovechado de las calabazas, los zombies, los vampiros y todas esas cosas para traeros algo típico de la fecha o ponerme hispana y traer algo que tuviera que ver con el día de los muertos, pero no. Todo lo contrario, vengo melancólica y traigo a Damien Rice. ¿Mis motivos? Fácil, la culpa es de Spotify que en la recomendación de la semana me puso dos de mis canciones preferidas de este hombre y me lo sacó del baúl de los recuerdos, y la segunda porque quería poner una frase de mi marido que me hizo reír un rato.

Damien Rice

La primera vez que oí a Damien Rice, y seguramente vosotros también, fue en la película Closer, esa película de enredos amorosos y drama protagonizada por Jude Law (¡qué guapo!), Julia Roberts, Natalie Portman y Clive Owen. The Bower’s Daughter pertenecía a la banda sonora de Closer y al disco O. En el vídeo que he encontrado la enlaza con Elephant, una canción que pertenece a su siguiente disco, 9, y que me resulta, también, deliciosa.

The Blower’s Daughter puede ser, en parte, causa de que me enamorase de mi marido, por eso me llamó tanto la atención cuando el otro día, mientras mi móvil reproducía la siguiente canción, iba mirando de habitación en habitación como buscando algo y al final, a mi pregunta sobre qué hacía, respondió: “Busco a los personajes de la serie que están en casa enrollándose, porque si no, no le encuentro el sentido a esta música de enrollarse“. Así que, ya sabéis, dedicarles un rato a vuestras parejas con esta música para enrollarse.

I don’ want to change you y la siguiente canción: The greatest Bastard pertenecen a su ultimo disco, de 2014, My Favorite Faded Fantasy. Esta última me parece una canción de amor, de las bonitas de verdad y triste… mira que el chico es tristón en sí, pero como dicen en este blog, ésta es la canción más triste de su carrera, así que, imaginad… Os dejo para que juzguéis vosotros mismos.

Ya véis, hoy tocaba sesión de romanticismo y acurrucamiento en el sofá, pero es que Winter is coming y hay que preparándose.

Espero que os hayan gustado estas canciones, blanditas. El próximo día vendré más cañera, lo prometo.



Comentarios

  1. Rafa Hernández

    El hombre hace buena música pero ya las escucharé a lo largo de la semana que no tengo ahora el cuerpo para estas cosas. Feliz finde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *