Una nueva crema antiestrías: Velastisa Antiestrías potenciador de la elasticidad

Una nueva crema antiestrías: Velastisa Antiestrías potenciador de la elasticidad

El mundo se podría dividir en dos tipos de mujeres, las que no conocen lo que es una estría hasta como pronto el embarazo y las que convivimos con ellas desde siempre. Yo soy de las últimas, me aparecieron las primeras estrías con 9-10 años, cuando el pediatra me puso a régimen por primera vez. Aquí haré un inciso, os aseguro que comparada con la obesidad infantil que se ve hoy en día, lo mío no era nada, pero no me arrepiento, de esta forma obligaron a mi abuela (la que me daba de comer) a desterrar de mi dieta los maravillosos macarrones con sobrasada y la carne empanada. Sí, era un pack, iban juntos.

Como podéis imaginar, en la adolescencia mi madre me permitió probar todo tipo de cremas antiestrías, pero nada, no sirvió para nada. Mis piernas y mi trasero están plagados de grietas blancas, y en el pecho, bueno… no se ven demasiado. Contra ese tipo de estría no hay nada que hacer. Supongo que alguna cirugía prodigiosa con espada láser o similar que cueste un riñón será efectiva pero son las estrías rosas y el preparar nuestra piel para las agresiones de los cambios de peso lo que tiene solución.

Cuando me quedé embarazada decidí que iba a luchar contra viento y marea, mi piel sería la más elástica, tersa, hidratada, y demás características positivas, del lugar. Seguí un buen consejo de una amiga, siempre que tengas opción, embadúrnate de crema, eso quiere decir que llegaba a darme 3-4 veces al día. Eso sí, lo logré, ni una estría.

En ese momento no estaba en el mercado Velastisa Antiestrías potenciador de la elasticidad de Isdin. Así que probé todas las marcas, unas me funcionaron mejor y otras peor, pero el objetivo fue el necesario.

crema antiestrías

Este verano he tenido la oportunidad de probar Velastisa Antiestrías gracias al Sello de Calidad de Madresfera. No he podido comprobar su efecto antiestrías porque ni estoy embarazada ni he sufrido grandes cambios de peso que las puedan provocar. Sin embargo, he podido evaluar otras características del producto como su textura, su olor, etc.

  • Formato y facilidad de uso: Aunque a mí me gusta mucho el concepto tarrina de crema, últimamente está un poco desfasado y es más común ver este tipo de envase. Desde mi punto de vista, prefiero tarro o los que vienen con dosificador aunque tienen el inconveniente de ser incómodos de transportar. Como ya os he comentado, en caso de que estéis embarazadas es bueno darse repetidamente (el fabricante recomienda 2 aplicaciones diarias, yo diría que alguna más va bien) y por tanto poder llevárselo al gimnasio o al trabajo, o donde sea. Por esta misma razón, 250 ml no le duran lo mismo a una embarazada que a una que no lo está, pero el precio de esta crema es asequible y se puede asumir. Mi puntuación es un 3,5.
  • El perfume de las cremas antiestrías es su gran inconveniente. El olfato de una mujer embarazada, el gran target de estos cosméticos está hiperdesarrollado, y todas sabemos que el mundo huele mal. Hasta ahora casi todas las cremas antiestrías me resultaban desagradables, pero ha llegado Velastisa Antiestrías y ha vencido esa lucha. Tiene un olor agradable, natural, que no se apodera de la colonia que uses pero que en caso de no llevar, te deja un aroma muy suave. Mi puntuación es un 5.
  • La textura de Velastisa Antiestrías también me ha sorprendido. Este tipo de cremas me suelen resultar densas, difíciles de extender y volviendo al tema económico, si no la puedes extender gastas más crema y teniendo en cuenta la cantidad necesaria para cubrir una tripa de 8-9 meses… Os imagináis la frustración, ¿no? Se nota que Isdin ha invertido en conseguir una textura agradable y fácil de usar. Mi puntuación es un 5.
  • La mayoría de las mujeres de hoy en día vamos a toda velocidad, algunas consiguen compaginar el cuidado personal con su vida, otras, tenemos una guerra diaria. Por eso para mí, es súper importante que una crema se absorba inmediatamente. Si tengo que esperar, desnuda, 10 minutos a que la crema se absorba sin poder vestirme, implica que voy 10 minutos tarde a algo. Si a eso le añadimos que yo me doy esta crema en el gimnasio, y si estuviese embarazada me la daría en el trabajo, es fácil comprender, por qué, la absorción es un punto crucial en una crema. Bien, después de aplicarme Velastisa Antiestrías puedo ponerme unos pitillos perfectamente, sin pegajosidades. Creo que con esto está todo dicho, mi puntuación es un 5.
  • Como ya os he comentado antes no he podido valorar la eficacia. Por suerte, no tengo estrías rosas, ni perspectiva de que me puedan salir pero, puedo valorar la hidratación. No sé por qué nuestro cerebro ha asociado que cuanto más se tarda en absorber una crema más hidratante es. En este caso la hidratación es perfecta. Os invito a que paséis por los posts de otras blogueras embarazadas y que os cuenten su experiencia con la eficacia.

Si algún día tengo un segundo hijo, desde luego, probaré esta crema y espero volver a conseguir los mismos efectos que en el embarazo de Bú, 0 estrías.

Y vosotras, ¿sois mujeres de estrías o de piel que suscita envidias? ¿Habéis usado esta crema u otras parecidas?

Comentarios

  1. Cymba23

    Ni una estría, en la familia el “regalito” es la celulitis.
    Cuando estaba embarazada empece embadurnandome, porque pensé que seguramente dirían “hola buenas”, he tenido muchas oscilaciones de peso y no me han salido, pero esta pensé que iba a ser brutal, no engorde casi nada para lo que se espera y las cremas las tuve que dejar en cuanto llegaron las nauseas y los vomitos, porque no podía con ellas, el olor de la crema de Suavinex ( incluido lo de la gama de bebe ) todavía no lo puedo ni acercar a la nariz, así que cuando pude usar, le di caña a la que decían que era la mejor TROFOLASTIN, pringosa e hidratante a partes iguales…


    1. Post author
      La madre que lo parió

      Es que esa es la historia de las cremas antiestrías, el olor, que es un problemón. Ya sabes que yo fui la reina del asco durante 4 meses, y aunque le cogí manía a muchas cosas, como el cilantro, que todavía me dura, el olor de las cremas no fue una de las mías. También es verdad que trabajando donde trabajo, mal plan llevaba si me molestaban los olores químicos. Yo también usé Trofolastín en su momento, y otras, y ni una estría me ha quedado.

  2. María Alemaña

    Yo ya sabes que soy de las tuyas, estrías desde que recuerdo y sin haber pasado aún por un embarazo…
    Si llega el día desde luego consideraré esta!
    Un besote!


    1. Post author
      La madre que lo parió

      Cuando llegue el día celebraremos las estrías, los colgajos y lo que tenga que venir. ¡Por un pequeño alemañorlandés! Beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *